Publicidad

Diamante azul bate récord en Suiza

Un diamante azul de 7,03 quilates fue vendido por un precio récord de 9,3 millones de francos suizos, en una subasta organizada por Sotheby's en Ginebra en la que fue la auténtica "joya de la corona". La crisis no afectó a la venta de este diamante, que fue descubierto en 2008 en la famosa mina sudafricana de Cullinan y que pesa 1,4 gramos (0,2 gramos por quilate).

El nuevo propietario del diamante, anónimo y que hizo la oferta por teléfono, tendrá el privilegio de darle un nombre a su adquisición.

Esta joya "se encuentra probablemente entre los diamantes azules más importantes que he tenido el privilegio de ofrecer en subastas durante mi carrera", dijo el presidente del departamento de alta joyería de Sotheby's en Europa y Oriente Medio, David Bennett.

De hecho, el diamante subastado fue valorado por el Instituto Gemológico de América con la nota más alta posible: por su azul translúcido recibió el título de “Azul vivo de fantasía” y por su pureza extrema el de "Impecable en su interior”.

Un equipo dirigido por el experto en el tratamiento de diamantes Gary Monnickendam tardó seis semanas en cortar y pulir la piedra.

"Los diamantes azules son parte de los tesoros naturales más raros que hay", aseguró Bennett, aunque en esta ocasión la joya va incrustada en un anillo muy sencillo "que se puede llevar todos los días", según exclamó una admiradora.

El responsable de la casa de subastas aseguró que "los diamantes azules están de alguna forma fuera del mercado general de diamantes simplemente porque son muy raros".

Y es que estas piedras suponen menos de un 0,0001 por ciento de todos los diamantes del mundo.

Hasta hoy, el récord del precio más alto pagado por una pieza similar lo ostentaba otro diamante azul de 6,04 quilates, vendido en Hong Kong por la misma casa de subastas en otoño de 2007 por cerca de 8 millones de dólares.
Publicidad

Recibe toda la Información por Email. Es Gratis!!! ►