Historia de Monedas y Billetes de Venezuela

Época Colonial: Abarca desde la primera acuñación para Venezuela ordenada por el Rey Carlos III en 1787 y las primeras acuñaciones realizadas en Caracas por el Ilustre Ayuntamiento, Según decreto del Gobernador Don Manuel de Guevara y Vansconcelos el 12 de junio de 1802, hasta las últimas monedas hechas por los realistas en 1821. Las monedas de 1802, eran piezas de cobre que tenían carácter de "señas", destinadas a poner término a la diversidad de monedas de otras regiones y a las fichas que fabricaban los comerciantes por la falta de monedas divisionarias que agilizaran los cambios. Se acuñaron en las denominaciones de 1/8 y 1/4 de real.

Época de la Independencia: Comprende las actividades bajo la administración del Gobierno Patriota, con la acuñación, durante un breve lapso, de monedas con los signos de la nueva república de 1812, de 1/8 y 1/4 de real de cobre y de 1/2 y 1 real, así como la emisión de abundante papel moneda. Las incidencias de la guerra de Independencia mantuvieron aislada en manos realistas a la Provincia de Guayana y de Maracaibo del resto del país, por lo que se vieron obligadas las autoridades realistas a acuñar monedas de cobre para cubrir sus necesidades.
Entre 1813 y 1814 se acuñaron monedas de 2 reales en plata en la Provincia de Maracaibo, las cuales se les dio el apodo de “lanzas”, refiriéndose a las columnas con sus capiteles en forma de lanza.
Para 1817 Páez ordenó acuñar monedas de plata con valores de 1 y 2 reales, en la Provincia de Barinas, esta provincia abarcaba en la época de la guerra de Independencia, todo lo que hoy se conoce como Apure, Portuguesa, Barinas y parte de otros estados, estas monedas también fueron identificadas con el nombre de “monedas de Barinas”, “de Caujaral”, “del Yagual” y “de Achaguas”. “El Yagual” no era para 1817 una población establecida, sino un hato en las cercanías del río Arauca en el cual Páez montó su campamento y tomó la decisión de ordenar su fabricación, sin embargo no fue allí donde se fabricaron estas monedas. En el caso de Achaguas, fue el sitio donde Páez montó su Cuartel General. Las de 1 real son las que se acuñaron en mayor proporción y que popularmente eran conocidas con el nombre de “chipi-chipi” lo que significaba en esa época y en ese lugar algo equivalente a decir: sencillo, estas monedas tienen una cierta similitud con las de Maracaibo por tener el capitel también en forma de lanza.

Época de la Gran Colombia: Desde 1819 cuando Bolívar convocó al Congreso de Angostura, y durante el período de 1821 a 1830 que duró la Federación de Colombia, Ecuador y Venezuela, se acuñaron en Bogotá y Popayán monedas de oro y plata. La Casa de Monedas de Caracas, acuñó pesetas y cuartos de real (cuartillos). En octubre de 1830, el Congreso ordenó la clausura definitiva de la Casa de Moneda Caraqueña.

República de Venezuela: Los años iniciales de la Venezuela separada de la Gran Colombia estuvieron marcados por una gran confusión en materia de monedas, y la circulación de gran cantidad de monedas extranjeras. Las primeras monedas con el nombre de REPÚBLICA DE VENEZUELA llegaron al país en 1844 y eran centavos, medios centavos y cuartos de centavos de cobre, mandados a fabricar en Inglaterra, con lo que se inicia la modalidad de ordenar acuñaciones e importación de monedas a través de agentes comerciales, lo cual dura hasta 1885 cuando se estableció el cuño de Caracas.
En 1863, al finalizar la Guerra de la Federación, se produce una de las rarezas en la numismática venezolana: las monedas con la efigie de Páez, las cuales no salieron a circulación por el derrocamiento del Gobierno del General Páez. Al país llegaron 150.000 piezas de 10 Reales que no fueron recibidas por el nuevo gobierno y fueron regresadas, se presume que la empresa acuñadora las fundió para usar la plata en otras monedas. Sin embargo fueron retenidas 300 piezas por la Legislación de Venezuela en Paris, se deduce que alguna cantidad de estas piezas estén en manos de coleccionistas y comerciantes.

Estados Unidos de Venezuela: El 12 de junio de 1865, el Congreso de los Estados Unidos de Venezuela, decretó una nueva Ley de Monedas que derogaba la de 1857. Se autoriza al Ejecutivo para establecer Casas de Monedas para acuñar en oro, plata y cobre. Se establecía por primera vez que las monedas de oro y plata llevaran la efigie del Libertador. Se introduce la modalidad que en el reverso de las monedas llevara la inscripción: ESTADOS UNIDOS DE VENEZUELA. En 1879 se dictó una Ley de Monedas, donde se creó la nueva unidad monetaria, el bolívar de plata.1886 es el comienzo de las acuñaciones de la nueva Casa de Monedas de Caracas, la cual laboró sólo durante tres años.

República de Venezuela: Con el cierre del Cuño de Caracas, se inicia de nuevo la acuñación de monedas venezolanas en el extranjero. La Constitución promulgada en 1953 abandonó el nombre de Estados Unidos de Venezuela. Se realizaron acuñaciones de monedas de plata y níquel. En 1972, el Directorio del Banco Central de Venezuela recomienda al Ejecutivo Nacional, la acuñación de monedas conmemorativas, la cual no estaba contemplada en la vigente ley de Monedas. Con la Ley del Banco Central de Venezuela del 30 de octubre de 1974, este ejerce con carácter exclusivo, la facultad de emitir billetes y acuñar monedas.
Entre 1988 y 1989 ocurrió una clandestina desmonetización no autorizada por el BCV de las monedas de níquel puro, como consecuencia de la fuerte alza de los precios del níquel registrada en el mercado internacional. Esta desmonetización fue realizada por grupos de personas que se dedicaron a recogerlas y sacarlas de la circulación por la vía del contrabando de exportación. Paralelamente, la acaparaban y utilizaban como materia prima y otros usos industriales, lo que ocasionó que el BCV aprobara en 1989 la emisión de billetes por primera y única vez de 1 y 2 Bs., la reimpresión del billete de 5 Bs. que había sido descontinuado en 1974, y monedas de acero enchapadas al 6% de níquel con valores de 25 y 50 céntimos, y 1, 2 y 5 Bs., se presume que las variantes en esta fecha son debido a la fabricación de estas monedas por distintas casas de monedas, ya que fue una acuñación casi de emergencia en gran cantidad de piezas.
En 1998 el BCV aprobó la acuñación de monedas con las denominaciones de 10, 20, 50, 100 y 500 Bs. sustituyendo a los billetes de igual denominación hasta que estos vayan extinguiéndose. A partir del 30 de junio del 2000 entraron en circulación monedas de 20 y 50 Bs. acuñadas en la Casa de la Moneda de Venezuela, con la novedad de incluir el logo de la Casa de Moneda y el año indicado es 1999.

República Bolivariana de Venezuela: Con la aprobación de la nueva Constitución en diciembre de 1999 por referéndum popular, se cambia el nombre del país a República Bolivariana de Venezuela. El Directorio del Banco Central de Venezuela autorizó la desmonetización de las monedas fraccionarias de las denominaciones de Bs. 0,05; 0,10; 0,25 y 0,50, y de las monedas de plata de Bs. 0,25; 0,50; 1; 2; 5 y 10, las cuales ya no eran utilizadas como medio de pago. Tanto las monedas de plata como las monedas fraccionarias indicadas anteriormente dejaron de ser de curso legal a partir del 1º de abril del 2001. El 9 de agosto del 2001 el Banco Central de Venezuela pone en circulación las nuevas monedas de 10, 20 y 50 Bolívares y el 18 de enero del 2002 el nuevo billete de 10.000 Bolívares, todos con la denominación de REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA, y el 24 de octubre 1998 el de Bs. 50.000

No fue sino hasta el 4 de diciembre de 2006 cuando apareció la primera moneda circulante con valor facial de 1000 bolívares, que a su vez es la primera moneda bimetálica en la historia de la numismática venezolana. El diámetro nominal de esta moneda es de 24 milímetros (un poco menor que la moneda de Bs. 500) y un peso de 8,5 gramos; el borde es liso con la inscripción repetida de "BCV1000" y su diseño es similar al de las actuales monedas, salvo que cuenta con un anillo externo fabricado con una aleación de bronce-aluminio (cobre, aluminio y níquel) de color amarillo.

El 24 de octubre se presentaron los nuevos diseños de la moneda venezolana calificada transitoriamente como Bolívar Fuerte, fruto de dividir entre 1.000 a la moneda vigente. Las nuevas especies monetarias del Bolívar conocidas como Bolívar Fuerte entraron en circulación el 1 de enero de 2008.

Billetes
BsF. 100, anverso: rostro de Simón Bolívar. Reverso: Cardenalito e imagen del Guaraira Repano (Parque Nacional El Ávila)
BsF. 50, anverso: rostro de Simón Rodríguez. Reverso: Oso frontino y Laguna del Santo Cristo del estado Mérida.
BsF. 20, anverso: rostro Luisa Cáceres de Arismendi. Reverso: Tortuga Carey y montañas de Macanao en el estado Nueva Esparta
BsF. 10, anverso: rostro Cacique Guacaipuro. Reverso: Águila Arpía y salto Ucaima, tepuyes Venado y Kurún del Parque Nacional Canaima en el estado Bolívar.
BsF.5, anverso: rostro del “Negro Primero” Pedro Camejo. Reverso: Cuspón o Cachicamo gigante y llanos venezolanos.
BsF. 2, anverso: rostro del generalísimo Francisco de Miranda. Reverso: Tonina, gusano flor y Parque Nacional Médanos de Coro en Falcón.

Monedas:
BsF. 1: moneda bimetálica: anillo exterior dorado, interior plateado.
BsF. 0,50: moneda de color plateado con el número en su circunferencia y el escudo nacional.
BsF 0,25: moneda plateada con el número en su totalidad y el escudo nacional
BsF 0,125: moneda plateada, exhibe el “12” y ½ junto con el escudo nacional
BsF. 0,10: moneda plateada con el número “10” y el escudo nacional
BsF 0,05: moneda de color cobrizo con el número “5” y el escudo nacional
BsF. 0,01: moneda de color cobrizo con el número “1”, es la más pequeña de toda
Síguenos en tu correo electrónico, es Gratis!
Síguenos en las redes sociales :