Buscar
Publicidad


Seguridad y Protección en Internet para Niños


La Internet ofrece grandes oportunidades educativas y de entretenimiento para los niños. Pero también ofrece un gran peligro ya que sin supervisión de un adulto se puede convertir en un verdadero peligro.


Debido a la naturaleza de ser confiados, los niños son particularmente vulnerables en los “chat rooms” (salas de charlas) de Internet. Los abusadores lo saben y con frecuencia se hacen pasar como niños para ganar la confianza y confidencialidad de una víctima potencial.

Han existido casos en los que un niño ha sido atraído con engaños para encontrarse con un “amigo que conoció en línea” y que resulta ser un adulto.

A continuación aparecen unos consejos de seguridad en la Internet para padres e hijos:
1. Comunicación. Hable con sus hijos acerca de los riesgos potenciales de la Internet. Haga que le muestren con frecuencia los lugares de Internet que visitan, conozca los amigos en línea de la misma manera que lo haría con los amigos que conocen normalmente.
2. Mantenga la computadora en una sala central. Resulta más difícil mantener un secreto cuando los padres pueden ver con frecuencia lo que sus hijos hacen en línea.
3. Utilice los controles de los padres y el software de bloqueo. La mayoría de proveedores de servicios de Internet (ISP) ofrecen diferentes niveles de controles de los padres que bloquean el acceso a ciertos sitios orientados o creados para adultos. También pueden ser efectivos muchos de los paquetes de software que hay en el mercado.
4. Revise los sitios visitados por sus hijos al revisar los archivos del historial de su navegador memoria caché.
5. Mantenga acceso a la cuenta de sus hijos y de vez en cuando revíseles el correo electrónico. Al principio puede sentir que está invadiendo la privacidad de su hijo, pero píenselo de otra manera. Si su hijo recibe cartas o llamadas telefónicas de un extraño, le preguntaría ¿quién es esa persona?
6. Enséñele a sus hijos que no deben proveer ninguna información acerca de sí mismos, ni del entorno familiar, el colegio donde estudia, donde trabajan sus padres, con quien viven, su dirección, número telefónico, datos de tarjetas de debito y de crédito. Los abusadores pueden utilizar aparentemente información insignificante (por ejemplo hobbies o pasatiempos, colegio, edad) para identificar y localizar al niño.
7. Reporte las actividades no apropiadas en línea. Notifique inmediatamente a la policía si un contacto en línea trata de establecer una cita con su hijo.
8. No permita que sus hijos usen las salas de charlas. Inclusive las salas de charlas para “niños” que parecen seguras pueden ser peligrosas.

Artículos Relacionados...


Publicidad

Recibe toda la Información por Email. Es Gratis!!! ►