Publicidad

NASA lanzó el Discovery con éxito para terminar instalación eléctrica de ISS

El transbordador Discovery entró este domingo 15 de marzo del 2009, en órbita tras despegar minutos antes del centro espacial Kennedy con el fin de instalar un nuevo par de paneles solares en la Estación Espacial Internacional (ISS), informó la agencia espacial estadounidense NASA.

La nave con siete astronautas a bordo, entre ellos un japonés, abandonó la plataforma de lanzamiento a las 19:43 e ingresó en órbita ocho minutos y 34 segundos más tarde.

La NASA se mostró aliviada horas antes al constatar que la fuga de hidrógeno que apareció el miércoles no se repitió durante el llenado del taque externo del transbordador Discovery.

"Pasamos el punto (en el proceso de llenado) del tanque donde apareció la fuga" el miércoles y que había forzado a anular el lanzamiento, dijo el comentarista oficial de la televisión de la NASA, George Diller.

El llenado del enorme tanque externo con casi dos millones de litros de combustible compuesto sobre todo de hidrógeno y oxígeno líquido comenzó a las 14:20 horas GMT del domingo.

El miércoles, la pérdida fue detectada cuando el tanque estaba 98% lleno de hidrógeno líquido. El compartimiento externo tuvo que ser vaciado y fueron reemplazados todos los componentes del sistema de abastecimiento.

Esta misión está destinada a llevar e instalar un cuarto par de antenas solares dobles de la ISS, el último gran elemento de la estación orbital.

Este cuarto par de antenas le dará toda la energía eléctrica necesaria para realizar los experimentos científicos a los laboratorios europeo y japonés instalados en 2008 y para responder también a las necesidades de una tripulación permanente que pasará de tres personas a seis a partir de mayo.

La energía disponible de la ISS pasará entonces a 120 kilovatios, contra los 90 que tiene actualmente.

Una vez desplegadas, las antenas, formadas por 32.800 células, medirán 35 metros de largo y 11,58 metros de ancho cada una.

La misión también debe llevar una pieza de reemplazo para la nueva máquina de reciclaje de orina de los astronautas en agua potable, que fue entregada durante un vuelo precedente del Endeavour, aunque no funcionó bien.

Las necesidades de agua potable de una tripulación de seis personas que vivirán durante varios meses en la estación espacial son tales que es necesario recurrir al reciclaje, ya que sería muy costoso y muy poco práctico transportar agua desde la Tierra, según informó la NASA.

El japonés Koichi Wakata permanecerá en la ISS y será el primer astronauta de su país en hacerlo. Reemplazará al estadounidense Sandy Magnus, quien llegó en noviembre de 2008 en el Endeavour y regresará en el Discovery.
Publicidad

Recibe toda la Información por Email. Es Gratis!!! ►